Una de cada tres infraestructuras de innovación industrial de España se encuentran en Avilés

El Parque Tecnológico Isla de la Innovación permite identificar y promocionar un polo innovador para el sector metalmecánico.

EL COMERCIO

Uno de los principales argumentos para la constitución del Parque Tecnológico Avilés Isla de la Innovación fue la posibilidad de dar una coherencia a una serie de elementos que ya existían o se estaban incubando en el Parque Empresarial Principado de Asturias en el ámbito de la I+D. Cuatro años después de plantearse ese objetivo, un informe de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) sobre las infraestructuras para la innovación demuestra el acierto de esa medida que permite colocar a Avilés como un espacio de referencia en la innovación industrial en España.

El estudio analiza la red de parques tecnológicos de España que, desde sus inicios en 1985, se ha configurado como un espacio de referencia para la colaboración público-privada en la I+D+i para identificar las diferentes infraestructuras para innovar, desde plantas piloto a equipos para investigar. Cada una de ellas es presentada describiendo su actividad y espacios de aplicación, además de ubicarla en nueve grandes campos.
Ocho se encuentran claramente definidos: Aeronáutica y automoción, Agroalimentación y biotecnología, Electrónica, Energía y Medio Ambiente, Industrial, Ingeniería, Medicina y Salud, y Telecomunicaciones. Existe un noveno conjunto, el Multisectorial, para aquellas instalaciones que se pueden destinar a más de un campo de actividad.

Asturias cuenta con tres parques científicos integrados en APTE. Junto con el de la Isla de la Innovación, aparecen el Parque Científico Tecnológico de Gijón y el Parque Científico de Asturias, en Llanera, decano de estos recursos en la región. Entre los tres suman veintinueve instalaciones, fundamentalmente en el ámbito Industrial, pero también en la Electrónica, Agroalimentación y Telecomunicaciones. De ellas, trece se encuentran en la Isla de la Innovación, lo que significa que el 45% de las infraestructuras de innovación dentro del sistema de los parques tecnológicos de la región se encuentran en Avilés.

Además, la Isla de la Innovación presenta una característica como es su especialización en el ámbito Industrial, lo que representa una gran fortaleza, toda vez que el tejido empresarial de la comarca es industrial. De esta manera, el trasvase de conocimientos y la aplicación de la innovación es mucho más ágil y rápido.

Esta características convierte a Avilés en un parque tecnológico único en España por su especialización en el sector industrial. Y es que el estudio ha identificado 34 equipos de investigación en el área industrial en todo el sistema español de parques tecnológicos. De ellos, veintitrés se encuentran en Asturias, lo que representa el 67% de los equipamientos. Trece de estos equipos se encuentran en Avilés, lo que supone que la Isla de la Innovación dispone de una de cada tres infraestructuras industriales para la innovación en el sistema español de parques tecnológicas.

No hay que olvidar que los otros diez se reparten entre Gijón y Llanera, es decir, un radio de treinta minutos en coche y, en ocasiones, bajo el mismo titular (la Fundación Idonial), lo que facilita la utilización de los equipos.

Esta situación de privilegio de Avilés se debe, fundamentalmente, a dos de los motores de la innovación en la comarca: la Fundación Idonial y ArcelorMittal, bien en solitario a través des centros de I+D, bien colaborando.

Fruto de esa relación surge la Manzana del Acero, un equipamiento singular, ya que es la primera planta piloto del mundo que reproduce el proceso del acero de manera íntegra. De esta manera, las diferentes empresas pueden investigar aplicaciones para el desarrollo de los nuevos productos o la mejora de los procesos.

Todos los equipos se encuentra completamente informatizados, con lo que Avilés ofrece a la industria unas condiciones idóneas para avanzar en la llamada industria 4.0, aquella que aprovecha todos los recursos de la sociedad de la información para mejorar en su producción y hacerla más eficiente.

La propia definición del Parque Tecnológico Isla de la Innovación, que incluye a la sociedad de desarrollo La Curtidora, incluye otros actores que aportan fuerza a este proyecto, como puede ser el centro SAT por su divulgación de las tecnologías de la información entre las pymes comarcales, y el propio dinamismo de la Fundación Idonial, que divulga el potencial de sus equipos de investigación a las empresas comarcales.

Las compañías implicadas también se benefician directamente de estos procesos. Así, por ejemplo, en enero de este año, se produjo en Brasil el colapso de una presa que almacenaba residuos mineros. Junto a la desgracia de la pérdida de vidas humanas, se produjo una importante contaminación en el segundo río más importante de Brasil. En la mina se extraía mineral de hierro. ArcelorMittal no guardaba ninguna relación directa con la explotación, aunque en el momento posterior al accidente el mercado conocía que la multinacional siderúrgica investigaba en la mejora de la gestión de los lodos mineros (un trabajo que en parte se hace en Avilés) y la reducción de residuos. Fue una de las razones que impulsaron el alza de las acciones de ArcelorMittal.