TSK plantea proyectos por 500 millones en Asturias con cargo a los fondos europeos

La empresa asturiana quiere movilizar hasta 800 en toda España con iniciativas ligadas al almacenamiento energético, la biomasa o la captura de CO2.

EL COMERCIO

TSK entra en la carrera por los fondos europeos. La empresa asturiana promueve, junto con la inglesa Highview Power, proyectos por valor de 800 millones de euros en el ámbito nacional, de los que 500 se quedarían en Asturias. La intención de la ingeniería asturiana es la de poner en marcha varias plantas de almacenamiento de energía mediante aire líquido que se ubicarían en emplazamientos afectados por el cierre de centrales térmicas, una fórmula que casa con la Estrategia de Almacenamiento Energético aprobada recientemente por el Consejo de Ministros, señalan desde la empresa.

No es esta la única iniciativa que plantea TSK. La firma asturiana propone una planta de biomasa asociada a la industria de la alimentación así como un proyecto de captura de CO2. Además, entre los proyectos que han presentado para optar a los fondos europeos está un centro de excelencia para la sostenibilidad y digitalización del sector industrial y energético. TSK sostiene que este último centro supondrá «un referente tecnológico y de innovación a nivel mundial», y centrará sus actuaciones en el «desarrollo de tecnologías innovadoras y sostenibles en el sector industrial y energético para la eficiencia energética, el almacenamiento de energía a gran escala y el desarrollo de nuevas fuentes de energía sostenible, la descarbonización, la economía circular y la eco-innovación, la mejora de las cadenas de valor, el desarrollo de materiales y productos avanzados, la mejora de los procesos de calidad y seguridad industrial, las plataformas de interconexión de la cadena de valor de la empresa, las soluciones para el tratamiento avanzado de datos, el diseño y la fabricación aditiva, las soluciones de inteligencia artificial y los proyectos de simulación industrial, los proyectos industriales de realidad aumentada, la realidad virtual y la visión artificial aplicadas a las industria 4.0, la robótica colaborativa y cognitiva, y la sensórica».

El anuncio de TSK se suma a otra gran actuación que optará a fondos europeos anunciada el jueves por Iberdrola, que plantea una planta de hidrógeno verde en las instalaciones de la central térmica de Lada, que ya ha sido cerrada y para la que se busca un proyecto que compense la pérdida de empleo y actividad económica. Además, Naturgy y Enagás también han presentado un proyecto para poner en marcha una planta de producción de hidrógeno verde ligada a una plataforma de generación eléctrica por energía renovable en el mar, lo que supondría el primer parque eólico marino en Asturias. El proyecto contaría también con un parque eólico terrestre.