Nuestros socios, el Ayuntamiento de Gijón y TSK, presentan un proyecto

Gijón, laboratorio urbano de movilidad en el proyecto 'Smarttrack' de TSK.

EL COMERCIO

El Ayuntamiento y la ingeniería gijonesa presentan como ejemplo de colaboración el desarrollo de un proyecto destinado a mejorar la movilidad de las personas y aportar datos esenciales para solucionar atascos en tiempo real, entre otros.

La empresa TSK y el Ayuntamiento de Gijón han presentado hoy el proyecto 'Smarttrack' para el seguimiento, identificación y gestión de los tráficos en el entorno urbano. Se trata de un proyecto en el que el Ayuntamiento de Gijón colabora con la ingeniería gijonesa a través de su plataforma Smart City, poniendo a disposición de la firma ocho cámaras de identificación del tráfico en la zona centro de Gijón. El software desarrollado por TSK permite, en palabras de su presidente, Sabino García Vallina, mejorar la movilidad de las personas, aportar datos esenciales para solucionar atascos en tiempo real, he incluso ayudar a la policía a identificar vehículos que hayan participado en algún acto dilictivo y localizarlos.

El proyecto entra ahora en su segunda fase, es la que será testado en otros entornos urbanos o también empresariales para su adaptación a las necesidades de dichas zonas.

El director de Innovación de TSK, Juan Luis Carús, explicó que el proyecto se puede adaptar a diversas necesidades, y que tiene capacidad para la gestión de mucha más información de la que se ha utilizado para testar su funcionamiento en las calles de Gijón en los últimos meses, desde junio pasado.

Por su parte, la alcaldesa de Gijón, Ana González, destacó este proyecto como una muestra de las grandes posibilidades que se abren para la ciudad en la colaboración con las empresas dedicadas a la innovación en la Milla del Conocimiento. Así, Ana González indicó que Gijón ha servido como laboratorio para este proyecto, pero no para controlar más a los ciudadanos ni para que sirvan como cobayas sino para mejorar nuestra ciudad a través de la innovación con respecto a la privacidad de los ciudadanos y a sus derechos de forma que cuando se tomen decisiones Sea con el mayor de los conocimientos. Además Ana González también indicó que transmitirá al Ministerio de Innovación la existencia de esta herramienta porque va a servir para el proyecto nacional de movilidad en el que el ministerio está enfrascado.

La alcaldesa subrayó que «no podemos pedir que se nos mejoren la vida sin colaborar con las empresas y hemos de mejorar e innovar juntos» y en ese sentido planteó a Gijón como «un organismo que aprende y se adapta para una gestión más eficiente de la ciudad de la calidad de vida de los ciudadanos y para la mejora de su tono económico» con una actitud que en sus palabras supone un «reclamo para nuevos agentes innovadores mediante un mecanismo de simbiosis entre la Administración y las empresas».