Ministerio y Principado ven prioritario aumentar la inversión en I+D+i

EL COMERCIO

Adrián Barbón anuncia un plan para la captación de talentos y la reducción de las trabas burocráticas en la Administración.

Que existe sintonía entre el Ejecutivo central y el nuevo Gobierno regional quedó ayer más que de manifiesto en el encuentro que mantuvieron el presidente del Principado, Adrián Barbón, y el ministro en funciones de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque. Tras una reunión en la sede de la Presidencia más breve de lo previsto -por la demora en el vuelo que trajo al ministro hasta Asturias-, Duque y Barbón comparecieron ante los medios y mostraron pareceres coincidentes al hablar de la necesidad de incrementar el presupuesto en I+D+i (investigación, desarrollo e innovación). Una medida que el presidente autonómico defiende como «una inversión, no un coste» y el ministro aspira a que salga «del debate político partidista» para que todos los partidos, independientemente de su color, apoyen un incremento de la financiación que ha de ser «anual y estable». Para eso, avisó, «en España tiene que haber un cambio de mentalidad».

La de ayer fue la primera visita institucional de Pedro Duque en calidad de ministro al Principado, región que ha visitado en otras ocasiones con motivo de actos científicos y principalmente como jurado de los Premios Príncipe de Asturias, galardón que recibió en 1999 junto a otros tres astronautas. A su juicio, «Asturias tiene mucho más futuro de lo que se dice y tenemos que ponerlo en valor». Para ello es imprescindible, apuntó, «desarrollar todo el conocimiento del que es capaz la región». Se mostró convencido el ministro de que éste es «el único activo que tiene valor en la sociedad mundial» y que sólo quien invierta ahora en «conocimiento, innovación, instrucción superior, nuevas áreas de trabajo y nuevos productos» disfrutará de un futuro próspero.
Agrupar convocatorias

La teoría la tiene asumida el Gobierno del Principado. En la práctica, pretende ejecutarla con un incremento paulatino de la inversión en I+D+i, una plan de captación y fijación del talento para «recuperar» a los jóvenes asturianos que se encuentran desarrollando sus carreras científicas fuera de nuestras fronteras y en medidas para reducir la burocracia en el día a día de los grupos de investigación, como la decisión de agrupar las convocatorias de ayudas «para reducir los plazos». Son algunos de los ejes de la política con la que Barbón pretende hacer de su Ejecutivo «un Gobierno amable para la ciencia y la investigación».

Es, añadió el presidente regional, una inversión a medio y largo plazo: «Nuestra industria tiene que adaptarse a las nuevas condiciones ambientales y de futuro que en este caso nos impone la Unión Europea, pero también el sentido común, de la mano de la ciencia y la innovación».

Enlazaba así con lo que previamente había dicho el ministro Pedro Duque al respecto de que «anclarse en el pasado es un problema» y que invertir en ciencia es «imprescindible». También en época de crisis. «Eso es muy importante para poder seguir escalando puestos, como queremos hacer tanto en Asturias como en España». Por eso, ante un probable nuevo escenario de recesión económica, fue claro: «No hagamos como en la última crisis, cuando fuimos el único país de la Unión Europa que redujo inversiones en I+D+i mientras todos los demás entendieron que había que mantener o incluso aumentarla precisamente para poder salir de la crisis con un uso reforzado de la innovación y nuevos productos que se pudieran poner en el mercado mundial».

Para Duque, tan importante como formar a gente capaz de generar conocimiento y transferirlo a la sociedad es facilitar «programas de fomento de la innovación y acompañamiento de las empresas de base tecnológica iniciales», para que éstas puedan crecer y generar riqueza en el territorio. «Con eso podremos mantener o subir nuestro nivel dentro del ranking de economías mundiales. Se trata de que los sueldos medios suban porque tenemos unos productos más competitivos y podamos pagar las pensiones. Todo termina en el mismo sitio».
Más presencia femenina

Seis meses después de la aprobación del plan de choque de ciencia, el ministro Pedro Duque valoró ayer que las diez medidas contempladas en él están ya en mayor o menor medida en marcha aunque algunas, reconoció, «están tardando un poco más». Es el caso de la contratación indefinida con cargo a proyectos de investigación, con la que «esperamos ayudar a mejorar la estabilidad de mucha gente» y que «en ciertas áreas está a punto ya».

En cuanto a la eliminación de trabas para que la evaluación de la actividad científica no penalice a las investigadoras que han disfrutado de un permiso de maternidad, Duque se mostró confiado en que dicha medida favorezca que el actual 25% de mujeres en puestos de responsabilidad se duplique.