La Consejería de Ciencia, premiada por su impulso de la I+D+i en Asturias

El consejero Borja Sánchez recoge el Premio San Alberto Magno Mérito Científico concedido por el Colegio Oficial de Químicos de Asturias y León y la Asociación de Químicos del Principado

LA VOZ DE ASTURIAS

La Consejería de Ciencia, Innovación y Universidad ha recibido el Premio San Alberto Magno Mérito Científico que conceden el Colegio Oficial de Químicos de Asturias y León y la Asociación de Químicos del Principado por su labor en apoyo de la I+D+i y la divulgación de la investigación y la innovación.

El consejero, Borja Sánchez, que ha recogido este sábado el galardón, ha destacado que «supone un estímulo para seguir trabajando por el desarrollo de la ciencia en Asturias» .

El acta del jurado recoge la concesión del premio a la consejería «por su contribución ejemplar y relevante al mundo de la ciencia y la innovación que la sociedad tanto necesita, y por su apoyo al desarrollo científico» .

Tras recoger el premio, Sánchez ha realizado un repaso de la creación, en 2019, de la consejería que dirige como una apuesta por reactivar el ecosistema científico-tecnológico de Asturias, cambiar el modelo de gobernanza y conseguir aumentar el gasto respecto al PIB.

También ha aludido a los próximos retos, que pasan por dejar a las futuras generaciones convocatorias científicas todos los años, menos burocracia y más empresas innovadoras.

Para todo ello, ha destacado, es necesario «crear herramientas adecuadas, como la Agencia de Ciencia e Innovación», que permitirá fijar talento y mejorar el ecosistema científico-tecnológico.

En anteriores ediciones, este premio ha recaído en distintas instituciones, industrias, empresas y personalidades del ámbito científico, como la Fundación Princesa de Asturias, el Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de OviedoDuPontBayer, el Museo de la Minería, el investigador Carlos López-Otín y la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rosa Menéndez, informa Efe.