Innovasturias participa en el estudio de la colocación de barreras para controlar el acceso de vehículos al aparcamiento del Grupio Covadonga

EL COMERCIO

Mejorará el filtro de entrada, ya que recibe al año a más de 400.000 espectadores de partidos y competiciones que no son socios del club.

 El Grupo Covadonga mejorará el control del acceso a sus instalaciones con el objetivo principal de tener identificadas a todas las personas que entren en sus instalaciones. La directiva se ha encontrado con que al año hay más de 400.000 personas ajenas al club que acuden a presenciar partidos y competiciones que se celebran en las dependencias grupistas, así como una media diaria de 800 socios -la mayoría niños- que acceden sin carné.

Para poner coto a estos y otros problemas, la semana pasada se celebró la reunión de una comisión creada al efecto y se determinó poner en marcha una serie de medidas. La primera pasa por crear un acceso que permita la identificación de todas las personas ajenas que acuden como espectadores de competiciones deportivas, especialmente los fines de semana. Según fuentes del club, lo más habitual es que esas personas abandonen las instalaciones una vez acabada la competición, pero lo que se pretende evitar es que algunos aprovechen para pasar el día en el Grupo una vez dentro del recinto. Para acometer este trabajo, el club colaborará con sus técnicos, empresas de tecnología de la información y la comunicación (TIC) y el Club Asturiano de la Innovación, para conseguir un método de fácil identificación de las personas.

El segundo paso va dirigido a los propios socios grupistas. En el actual aparcamiento se instalará una barrera de acceso de vehículos. Este paso es especialmente importante para desarrollar el plan director de usos del Grupo, ya que así se conocerán tanto las actividades como los horarios de más demanda y las rutinas de los grupistas. Esa barrera solo se podrá levantar con el carné del socio y, para mayor comodidad, se instalará un cartel luminoso en la zona cercana a la carretera de Villaviciosa para que los conductores puedan saber desde cierta distancia si hay plazas libres en el aparcamiento.
Pocos robos

Este sistema será instalado por la compañía Prosegur, que también se hará cargo de la colocación de cámaras para vigilar las zonas comunes del club, así como de mejorar los sistemas de acceso de los socios con medidas alternativas como puedan ser la lectura de la huella digital u otras que se analizarán.

En principio, estas medidas contribuirán a mejorar la seguridad en el interior de las instalaciones del Grupo pero, según fuentes del club, «internamente no tenemos conocimiento de que se hayan producido robos». No obstante, apuntaron que «seguro que algún objeto desaparece», pero la entidad recuerda que cuenta con el correspondiente seguro y que para tramitarlo es preciso que se presente en las oficinas del club la denuncia por robo. Según explican, «la incidencia es bajísima».

Este ambicioso plan para mejorar el control de accesos y la vigilancia está en pleno desarrollo y la junta directiva espera que se pueda poner en marcha en antes de que finalice este año.