Informe “Innovación tecnológica profunda en tecnologías conectadas inteligentes“

Un informe conjunto de la Oficina Europea de Patentes (EPO) y el Banco Europeo de Inversiones (BEI), “Innovación tecnológica profunda en tecnologías conectadas inteligentes“ (Deep tech innovation in smart connected technologies), identifica los obstáculos a los que se enfrentan las pequeñas empresas para desarrollar tecnologías digitales avanzadas en la Unión Europea (UE). La computación en la nube, el internet de las cosas, las redes 5G y la inteligencia artificial se describen a menudo como tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial (4RI) y forman una parte importante de la tecnología profunda. Tras la revolución digital, la Cuarta Revolución Industrial se refiere a cómo estas nuevas tecnologías están mezclando los mundos físico, digital y biológico. El nuevo informe ofrece recomendaciones para seguir estimulando el crecimiento de las empresas de la UE y fomentar la innovación de la tecnología profunda en la Unión Europea.

El informe concluye que la actividad mundial de patentes en las tecnologías 4RI, que se refieren principalmente a los dispositivos conectados inteligentes de las pequeñas y medianas empresas (PYME), sigue siendo fuerte en Europa: entre 2010 y 2018 (el período de referencia del estudio), la UE27 representó alrededor del 15% de las familias de patentes internacionales (solicitudes de patentes que se presentan en al menos dos países o en una oficina de patentes regional), y fue el tercer mayor contribuyente a las familias de patentes internacionales después de los Estados Unidos y Japón. La actividad de patentes en estas tecnologías por parte de las pequeñas y medianas empresas de la UE aumentó rápidamente durante este periodo, con una tasa media de crecimiento anual cercana al 20%.

A pesar de la fuerte actividad de patentes, el bloque de la UE muestra la menor especialización en innovación tecnológica 4RI en relación con su capacidad de innovación global. Los principales centros mundiales de innovación, como Estados Unidos, Japón, China y Corea del Sur, muestran la mayor especialización en este campo.

El acceso a la financiación y la falta de talento cualificado son los obstáculos empresariales más citados por las tres cuartas partes de las pequeñas y medianas empresas de alta tecnología que desarrollan tecnologías 4RI en la UE y en Estados Unidos.

El estudio muestra que tanto en la UE como en Estados Unidos estas empresas tienen una intensidad de inversión superior a la media, se enfrentan a costes de desarrollo más elevados y también necesitan tiempo para llevar sus innovaciones al mercado.

Según las respuestas a la encuesta, el 49% de las PYME que desarrollan tecnologías 4RI consideran que las patentes son muy importantes para conseguir financiación, y el 80% afirma que la estrategia de propiedad intelectual e industrial es relevante para sus inversores.

Las PYME contribuyen a una mayor proporción de la actividad global de patentes 4RI en Estados Unidos (16%) en comparación con Europa, donde representan el 10% de la actividad del bloque en este campo.

Aprovechando los datos, las respuestas a las encuestas y los estudios de casos, el informe propone una serie de herramientas políticas para fomentar la innovación de las tecnologías conectadas inteligentes en Europa, entre las que se destaca la importancia de la financiación de la innovación.

El estudio de la OEP y el BEI forma parte del compromiso continuo de la EPO con el crecimiento de las PYME y la transformación digital en Europa. Según el Índice de Patentes 2021 de la EPO, una de cada cinco solicitudes de patentes presentadas ante la EPO con origen en Europa procede de un inventor individual o de una PYME (menos de 250 empleados).

Otro estudio de la EPO publicado en 2021 destaca los beneficios económicos de poseer derechos de propiedad intelectual e industrial (PI), especialmente para las pequeñas empresas. En él se constata que las PYME que poseen derechos PI tienen un 68% más de ingresos por empleado que las que no los poseen.

Más información: EPO