Iberdrola firma contratos con seis empresas asturianas por importe de casi 200 millones

La compañía prepara el desarrollo de cuatro parques eólicos en el occidente, que permitirán crear 1.200 puestos de trabajo

EL COMERCIO

Iberdrola avanza en su apuesta por el desarrollo de una economía verde con los contratos firmados ayer en Avilés con seis empresas asentadas en la región: Windar, Tensa, Isotrón, Gonvarri Solar Steel, Asturmadi Reneergy y AsturfeitoEstas compañías, con las que colabora desde hace años, llevarán a cabo nuevos proyectos de renovables y redes eléctricas en España y otros países. Estas adjudicaciones, junto con el contrato firmado hace un mes con Windar –para construir un parque eólico offshore en Francia–, representan pedidos cercanos a los 200 millones de euros y cuadruplican la media de compras a proveedores asturianos realizada por Iberdrola anualmente. Según la eléctrica vasca, los trabajos que realizarán estas empresas, permitirán la generación de miles de empleos en la industria asturiana.

En concreto, Windar participará en la fabricación de 50 cimentaciones 'transition piece' del parque 'Baltic Eagle', el segundo gran proyecto eólico marino que Iberdrola levantará en aguas de Alemania, con una potencia instalada de 476 MW. Por su parte, Tensa construirá el tendido de la línea de 220 kV del segundo macroproyecto solar fotovoltaico Ceclavín, en Cáceres. Además, acaba de alcanzar un acuerdo marco, para los dos próximos años, para el despliegue y mantenimiento de redes eléctricas inteligentes en España.

 

Isotrón, del grupo Isastur, participará también en el desarrollo de Ceclavín, así como en otros cuatro proyectos fotovoltaicos en España construyendo la obra civil y el montaje de las subestaciones. Mientras que Gonvarri Solar Steel será la empresa encargada de fabricar y proveer de estructuras fijas a plantas fotovoltaicas que Iberdrola construirá en Extremadura, Murcia y Castilla-La Mancha. Asturmadi Reneergy, por su parte, colaborará en el proyecto solar fotovoltaico de Barcience, que la energética construirá en Toledo, con el suministro de 5.000 unidades de estructuras solares fijas, que darán soporte a casi 150.000 paneles solares. Por último, Asturfeito se encargará de fabricar rodetes de turbina para la central hidroeléctrica Castro I, en Zamora.

En el acto celebrado en el Centro Niemeyer, los responsables de Iberdrola también destacaron las inversiones comprometidas en cuatro parques eólicos en Navia, Villayón, Valdés y Tineo, que suman 130 megavatios, con los que triplicará su capacidad renovable instalada hasta ahora en Asturias. Las instalaciones, que superan los 100 millones de desembolso, se pondrán en marcha en el primer trimestre de 2021 y permitirán generar 1.200 empleos, según la estimación del Plan del Clima (entre 12 y 14 puestos anuales por cada millón invertido).

La consejera delegada de Iberdrola, Ángeles Santamaría, indicó que «la electrificación supone la mayor oportunidad para la próxima década», por lo que las inversiones verdes son claves. «Somos capaces de producir y distribuir electricidad sin emisiones y a un coste muy competitivo», añadió. También apuntó que la crisis del coronavirus ha revelado que «es fundamental tener una cadena de valor nacional» y destacó que «España y Asturias tienen una sólida industria de bienes de equipo con tecnología de vanguardia y proyección internacional, que hay que conservar y hacer crecer».

 

Lada

 

En cambio, Santamaría no se pronunció sobre el futuro de la térmica de Lada, de su propiedad, para la que ha solicitado la autorización de cierre al Gobierno central. El consejero de Industria, Enrique Fernández, aseguró, antes de asistir al acto, que el Principado «sigue en contacto estrecho con la compañía para plantear algún plan de acompañamiento que pueda ser satisfactorio para todas las partes». Añadió que es necesario encontrar una alternativa o «si no habría que buscar un encaje a otro tipo de empresas que puedan convenir a todas las partes y mantener la actividad y el empleo».