Emprender en Asturias: el avance de la manufactura a la 'mentefactura'

Nueve empresas emergentes de la región demostraron en el South Summit el potencial del ecosistema asturiano de emprendimiento

EL COMERCIO

'Networking' bajo una gran estructura de hormigón armado. Oportunidades de inversión y búsqueda de socios tractores bajo una gran bóveda de cañón. Hidrógeno verde, movilidad sostenible, inteligencia artificial, 'big data' o nuevos materiales que ocupan el espacio de lo que antaño fue una fábrica de ascensores y escaleras mecánicas, pero también de turbinas y compuertas para pantanos. Los grises años 40 han dado paso a un colorido siglo XXI y aquella factoría Boetticher, en Villaverde (Madrid), se ha transformado en La Nave o La Catedral de Nuevas Tecnologías. La manufactura dejando paso a la 'mentefactura'.

Había ganas de hablar de emprendimiento e innovación, había ilusión, pero también necesidad de reactivar, impulsar o consolidar proyectos para, como rezaba el lema de la novena edición del South Summit, 'Shape the future' (dar forma al futuro). No importaron las largas colas para acceder al recinto, ni las rigurosas medidas sanitarias (se pedía acreditar vacunación covid o PCR negativa). Tampoco el obligado protocolo de seguridad previo. Eran mucho mayores las expectativas de lo que podía exprimirse en los miles de metros cuadrados excepcionalmente rehabilitados y puestos a disposición de un ecosistema emprendedor ávido de oportunidades.

Cien 'startups', los cien proyectos seleccionados como más disruptivos a nivel mundial, elegidos entre 3.800 candidaturas llegadas de 124 países, se dieron esta semana cita en el evento internacional líder en el ámbito del emprendimiento. Y Asturias volvió a estar presente. Para venderse. Para posicionarse. Para captar. Para demostrar que puede ser referente en el norte de España como 'Paraíso tecnológico'. Porque mimbres no le faltan: empezando por su ubicación y calidad de vida, pero siguiendo por un potente ecosistema innovador, una casi inmejorable relación salario-coste de la vida, un más que interesante conjunto de instrumentos de financiación pública, y, por supuesto, talento. Mucho talento. Para muestra, las nueve empresas de la comunidad de 'startups' presentes en la cita madrileña: Aireas, Bettermaps, Guppy, H2Vector Energy, Mindcoa, Nanoker Research, Onirix, Team EQ y Triditive.

IA para valorar la calidad del aire

Aireas

Karine Volpato y Epifanía Rosal presentaron en Madrid su herramienta web, basada en inteligencia artificial y 'big data', pensada para realizar «análisis automatizados de los datos de calidad del aire recogidos por las estaciones de medida». O, lo que es lo mismo, recoger información histórica e interpretarla para determinar cómo y de dónde procede la contaminación (tráfico, industria, etc), evaluar medidas correctoras eficaces y ofrecer soluciones en constante adaptación. Creada antes de la pandemia, trabaja ya con el Ayuntamiento de Gijón, «que creyó en nosotros». La empresa busca escalar una herramienta que está muy orientada a las administraciones y lanzarla al ámbito nacional.

Mapeado digital con IA

Bettermaps

«Hay mucha información para mapear, pero poca gente que sepa hacerlo». Lo dice Pablo Viejo para explicar cómo su empresa, recién puesta en marcha y en búsqueda de clientes e inversión, utiliza la inteligencia artificial para «mejorar la calidad de los mapas , porque la información espacial está explotando». Para ello, han llegado a un acuerdo con el Departamento de Geografía de la Universidad de Oviedo para elaborar herramientas «que ayuden a la gente a crear mapas de calidad sin necesidad de que sean expertos. Es como un corrector ortográfico, pero de mapas».