“En Asturias se hacen maravillas en I+D con los escasos recursos que hay”

LA NUEVA ESPAÑA

La inversión pública por sí sola no produce efectos sobre el desarrollo: “Hay que unirla con la privada”, advierte el nuevo informe de la Cátedra de Innovación

“En Asturias hacemos maravillas en I+D con los escasos recursos que tenemos”. Es el análisis que hace el profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo y coordinador de la Cátedra de Innovación, Fernando Rubiera Morollón, sobre la situación actual del sistema científico regional. La inversión pública en investigación y desarrollo en el Principado representa tan solo el 0,6% del PIB, situándose “por debajo de la media nacional y muy lejos del 4- 6% de las regiones del norte de Europa”, según indica Rubiera. En consecuencia, Asturias no sale bien parada en los rankings de innovación, estando igualmente por debajo de la medias española y europea.

El responsable de la cátedra Milla del Conocimiento o Medialab, Ramón Rubio, tira de estadísticas y asegura que, según el Informe de la competitividad regional en España en 2020, el Principado ocupa la posición 11 de 17. A su vez, nuestro país está en el puesto 17 de 27 en Europa, atendiendo al tablero de innovación de 2021. Para escalar en los rankings, Fernando Rubiera, investigador del Laboratorio de Análisis Económico Regional (Regiolab), reclama más dinero, “sobre todo en personal”. Aunque por encima de ello coloca otra reclamación urgente: eliminar el papeleo. “Burocracia e innovación es como juntar agua con aceite. Tenemos pocos recursos, pero es que además hacemos una gestión ineficiente de ellos. No puede ser que por cada euro que recibamos, tengamos que justificarlo. La burocracia nos aplasta”, clama....