El Principado quiere "atar" la capacidad innovadora de la gran empresa asturiana

El Gobierno busca convencer a las multinacionales para que creen en Asturias centros de I+D al estilo de los de ArcelorMittal y ThyssenKrupp.

Objetivo: atar a las grandes empresas a la región y hacerlo echándole un lazo a su materia gris. Ese es el ambicioso proyecto que se ha marcado el Gobierno asturiano, que quiere tratar de convencer a las grandes compañías ya asentadas en el Principado para que creen centros de innovación y desarrollo (I+D) en suelo asturiano con los que conseguir atraer el talento y crear un entorno de intercambio de ideas y de negocio. Algo así como un Silicon Valley a la asturiana. Para poner en marcha esta iniciativa, el consejero de Innovación, Borja Sánchez, reunió ayer a directivos y representantes de multinacionales y de las grandes empresas asentadas en suelo regional. La meta era, además de intercambiar opiniones, informarles de que el Principado ha habilitado una línea de subvenciones para conseguir asentar el conocimiento y que florezcan nuevos centros de innovación como los que ya tienen, por ejemplo, ArcelorMittal y ThyssenKrupp en la región.

"Queremos conversar con la gran empresa asturiana, aquella que tiene más de 250 trabajadores; queremos ver cómo engranar una colaboración público-privada", defendió Sánchez. Es más, quiere que las compañías inviertan en innovación y que eso ayude a fijar talento. "Buscamos tener resultados a corto, pero también a medio plazo", señaló, "porque estamos viendo que las empresas que tienen detrás un grupo de I+D+i se adaptan mejor a las condiciones cambiantes". Puso como ejemplo a ArcelorMittal, ThyssenKrupp y el centro tecnológico Idonial, que aseguró que en tres meses se han conseguido meter en el sector de los productos sanitarios, al que, agregó, "es muy complicado acceder". Y añadió que "el conocimiento no se deslocaliza tan fácilmente".

Seguir leyendo