El Principado prueba un sistema de rastreo para detectar focos de contagio de la COVID-19

EL COMERCIO

Su efectividad y bajo coste lo convierten en «una vacuna tecnológica perfecta». Además de en ferias se testará en un bar de Cangas de Onís

Los dispositivos desarrollados por Red Táctica y ADN Mobile Solutions que se probaron estos días en el recinto ferial de Gijón.

Dicen sus creadores, las empresas Red Táctica y ADN Mobile Solutions -ambas radicadas en la Milla del Conocimiento, en Gijón, y dentro del clúster TIC-, que en estos momentos más que en pruebas técnicas, el sistema de rastreo de contactos estrechos de posibles casos de COVID-19 está «en pruebas sociales». Al margen de los ajustes que sean necesarios, se trata de ver cómo responde la gente ante este dispositivo, de pequeño tamaño y transparente para que se vea su interior (una placa, una batería y una antena). El proyecto, que cuenta con el impulso de la Consejería de Ciencia e Innovación, se ha bautizado como 'Cerca de ti'. Ya se ha ensayado con éxito en el reciente salón del mueble, que ayer se cerró en el recinto ferial de Gijón. Y volverá a ser testado en ese espacio en otra cita de similares características, aunque esta vez al aire libre: el salón del automóvil que arranca mañana y durará hasta el martes. Antes de que finalice el mes, también será probado en un bar restaurante de Cangas de Onís.

El sistema es sencillo. Cada visitante a la feria (o cada cliente que acuda al establecimiento hostelero) recibe a su entrada el dispositivo, una especie de credencial que ha de llevar colgada al cuello, tras haberse identificado con su DNI. El aparato en cuestión permite detectar la presencia de otros dispositivos en un radio de acción inferior a dos metros (la distancia se puede modificar) y registra la duración de dicho contacto. En el supuesto de que posteriormente alguno de los usuarios diera positivo en COVID-19 y hubiera que buscar qué personas han tenido contacto con él, se podrá recurrir a esa información para saber quién, por tiempo de exposición y distancia, se puede considerar caso sospechoso y debería realizarse la prueba de detección de la enfermedad. Primera ventaja: se evitarían las pruebas masivas a todas aquellas personas que hubieran estado en el lugar donde se detecte un foco de COVID-19, pese a que no hubieran estado en contacto con la persona contagiada, como ocurrió por ejemplo tras el brote de La Buena Vida.

Para el director general de Innovación, Investigación y Transformación Digital, Iván Aitor Lucas, la herramienta es «una vacuna tecnológica perfecta» mientras no se disponga de vacuna.

Tiene más ventajas, ya que no geolocaliza ni precisa datos personales de quien lo lleva encima. Y, además, no es cara. Aunque su coste no está aún determinado, podría rondar los 30 euros. Tras estas primeras pruebas y los posteriores ajustes en taller, en la segunda quincena de septiembre empezará la fabricación en serie. El responsable técnico de Red Táctica, José Luis Suárez, estima que se podrían producir, como mínimo, 5.000 unidades a la semana. Que su uso se haga extensivo a toda la población «ya es una cuestión política».

Once positivos más

En el recuento diario de casos, y tras dos jornadas con una veintena de nuevos positivos, el Principado comunicó ayer once casos de coronavirus, seis de ellos relacionados con los brotes de El Chiringuito del Pela, en Corias -en el que el número total de afectados se eleva a quince- y en el bar La Buena Vida de Gijón -que suma hasta ahora 32 contagios-. También en las últimas 24 horas se dio el alta a uno de los pacientes ingresados en Cuidados Intensivos del HUCA. Ahora mismo, hay tres enfermos en UCI y otros tres -uno más que el día anterior- ingresados en planta.